La jubilación en Suiza

LA JUBILACIÓN en Suiza

El sistema de jubilación suizo se basa en el principio de los tres pilares. El seguro de vejez y sobrevivientes (AHV) y el Seguro por Incapacidad (IV) junto con los beneficios suplementarios (ayuda cuando el resto de ingresos no cubren el costo mínimo de vida) forman el primer pilar, el cual debería cubrir el mínimo de existencia y es obligatorio.

El segundo pilar es el plan de pensiones ocupacional, el cual también es obligatorio. El tercer pilar es el plan de pensiones voluntario.

Primer pilar/AHV: pensión estatal.

El primer pilar representa el seguro de vejez y sobrevivientes (AHV). Estos incluyen el seguro de invalidez (IV), la compensación durante el servicio militar (EO) y el seguro de maternidad y desempleo (ALV). Se trata de seguros estatales.

El importe de la pensión AHV depende principalmente de los ingresos y los años de cotización. Las contribuciones las realizan los empleados y el empleador, siendo estas retenidas del sueldo.

El importe depende del ingreso anual medio, pero para alcanzar la pensión máxima es necesario haber trabajado sin interrupción desde los 20 años hasta la edad de jubilación.

Segundo pilar: Plan de pensiones obligatorio.

Todos los empleados que ya están asegurados bajo el primer pilar, y ganan al menos 21,150 francos por año (a partir de 2018) tienen obligación de realizar aportaciones a un plan de pensiones privado, el cual en el caso de los trabajadores por cuenta ajena es designado por la empresa.

Este seguro obligatorio comienza con el inicio del empleo, como muy pronto a partir de los 17 años, aunque hasta los 24 años las contribuciones solo cubren los riesgos de muerte y discapacidad. A partir de los 24 años y hasta el cese del empleo se realizan aportaciones crecientes para la pensión de jubilación.

Las aportaciones se retienen del salario, y son realizadas tanto por el empleado como por el empleador.

Este seguro, es opcional para los trabajadores por cuenta propia y los empleados con un contrato temporal de hasta tres meses.

Tercer pilar: Plan de pensiones opcional.

El tercer pilar consiste en planes de pensiones privados, existiendo dos subtipos 3a y 3b.

Pilar 3a: Plan de pensiones deducible para autónomos y empleados. Estas contribuciones son deducibles hasta un importe de 6768 francos anuales.

Una vez realizada la aportación no se pueden retirar los fondos hasta el momento de la jubilación, salvo en los casos de compra de una vivienda o cambio de residencia al extranjero.

Pilar 3b: Plan de jubilación privado al que se puede contribuir sin límite. Los fondos de pueden retirar de acuerdo con las condiciones fijadas en el contrato, pero las ventajas fiscales son menores respecto a los planes 3a.