El Sistema de Salud suizo

el sistema suizo de salud

La asistencia y el Sistema de salud suizo se encuentra entre los mejores del mundo, pero es al mismo tiempo uno de los sistemas de salud más complejos.

La responsabilidad y las tareas de la asistencia sanitaria, al igual que en otros aspectos, se dividen en tres niveles: federal, cantonal y municipal. Sin embargo, los límites entre los niveles no siempre están claramente establecidos, ya que hay superposiciones, interdependencias financieras y una distribución de poderes poco clara. 

Los cantones tienen amplias competencias en la atención sanitaria como, por ejemplo, la atención hospitalaria o la prevención. Por su parte, el gobierno federal es responsable del seguro de salud obligatorio, del control de enfermedades contagiosas, de la medicina reproductiva y del sistema de trasplantes.

 

Los costes de la atención sanitaria en Suiza.

Por otro lado, el gasto en salud representa el 11,7% del PIB en Suiza. Se situó en 71.200 millones de francos suizos en 2014, en comparación con 51.700 millones en 2004.

En términos de costes de atención médica per cápita, Suiza ocupa el segundo lugar entre los países de la OCDE con el mayor gasto en salud, detrás de los Estados Unidos.

En los últimos años, han aumentado los costes de la atención médica. Ésto, se debe al envejecimiento de la población, los avances en la medicina y la creciente demanda de servicios médicos por parte de la población.

Se están impulsando una serie de medidas, que buscan limitar los costes de atención médica. Estas incluyen la promoción de modelos de atención incluidos en el seguro de salud obligatorio, la financiación de nuevos hospitales con un precio fijo por servicio prestado, y la estrategia de eSalud, con atención telemática.

En Suiza había 4.6 camas de hospital por cada 1.000 habitantes en 2014, frente a 7.6 en Austria, 8.2 en Alemania y 6.2 en Francia. En los últimos años, varios cantones han reorganizado su sistema hospitalario, agrupando especialidades y cerrando instalaciones subutilizadas.

El Seguro Médico

Todas las personas residentes en Suiza deben contratar un seguro básico. Si una persona nace o se muda a Suiza, tiene tres meses para completar el seguro de salud obligatorio. La elección de la aseguradora es libre dentro de una lista de aseguradoras aprobadas, y el coste de las primas mensuales varía de una aseguradora a otra, así como del lugar de residencia, el sexo y la edad.

El asegurado debe pagar primas, franquicia y la parte deducible de los gastos sanitarios.

La prima mensual que el asegurado paga al seguro de salud oscila entre 300 y 2500 francos para adultos, mientras que para niños y adolescentes, se aplican primas más bajas. Por otro lado, las personas con bajos recursos financieros pueden solicitar una reducción de la prima.

La franquicia es la cantidad anual que el seguro no cubre, y puede oscilar entre 300 a 2500 francos para adultos, mientras que los niños hasta 18 años no pagan una franquicia. Esto significa que todos los gastos hasta esa esta cantidad franquiciada debe pagarla el asegurado. A partir de hay, empezaría a pagar el seguro.

El deducible es la parte que paga el asegurado incluso cuando se ha superado la franquicia. Se trata del 10% del gasto sanitario, la parte cubierta por el seguro es el 90% restante. El deducible está limitado a 350 francos anuales para menores y 700 francos anuales para adultos.

Existen, además, otras circunstancias en la que es obligatorio contratar un seguro básico de salud:

  • Personas con un permiso de estadía corta o residencia válido por al menos tres meses.
 
  • Personas empleadas cuyo permiso de residencia de corta duración es válido por un máximo de tres meses y cuya cobertura de seguro extranjero no corresponde a la del seguro básico.
 
  • Personas con un permiso de estadía corta o de residencia bajo un acuerdo de libertad de movimiento o acuerdo de EFTA, que es válido por al menos tres meses. 
 
  • Las personas que tienen un empleo remunerado en Suiza por un máximo de tres meses y que no requieren un permiso de residencia en virtud del Acuerdo sobre libre circulación de personas o el Convenio EFTA, a menos que tengan una protección de seguro equivalente (seguro privado) para el tratamiento en Suiza. 
 
  • Las personas que han solicitado asilo y las personas que han recibido protección temporal.

Seguro básico obligatorio y seguro complementario opcional.

El seguro de salud obligatorio cubre la mayor parte los tratamientos que lleva a cabo un médico, con una cobertura similar a seguridad social española. Antes de cualquier examen o tratamiento, el médico debe informar al paciente si se el tratamiento está cubierto.

Cada compañía de seguro de salud está legalmente obligada a incluir a todas las personas en el seguro básico. El alcance del seguro básico está definido por ley, y es siempre igual independientemente de la aseguradora.

En 2017, como media, la prima mensual del seguro básico obligatorio (incluida la cobertura de accidentes) ascendió de media a 447 francos mensuales. Un cálculo que no tiene en cuenta los ingresos.

Cada persona asegurada puede contratar un seguro complementario opcional, que amplia la cobertura del seguro básico obligatorio. En el caso del seguro complementario, la aseguradora puede establecer las primas libremente, y rechazar a las personas interesadas cuando se trate de ofrecer cobertura.

El Seguro de accidentes.

El seguro de accidentes es una de las pólizas de seguro obligatorio en Suiza. Todos los empleados que trabajan en Suiza deben estar asegurados contra accidentes laborales y durante el tiempo libre si trabajan más de 8 horas semanales, incluidos los trabajadores a domicilio, aprendices, voluntarios, etc.  

Además del accidente en el trabajo, el seguro de accidentes también reconoce la enfermedad ocupacional que debe estar relacionada con la actividad profesional, y ser causada por el desempeño del trabajo. 

En caso de invalidez, el trabajador tiene derecho a recibir el 80% de su salario como indemnización.  

No estarían cubiertas las personas que trabajan menos de 8 horas semanales, al igual que las que trabajan por cuenta propia y las personas que no tienen un empleo remunerado como amas de casa, niños, estudiantes y jubilados. Este grupo de personas deben contratar un seguro de accidentes como parte de su seguro de salud.

SÍGUENOS EN REDES